Alergia Otoño – Invierno

Durante los meses de otoño e invierno, con la llegada del frío y las lluvias se pueden también sufrir alergias de tipo respiratorias llamadas alergias de otoño o alergias de invierno, según sea la época. La elevada humedad, que en primavera sirve para limpiar el aire, y la presencia abundante de materia orgánica propicia el crecimiento de mohos y ácaros, alérgenos que son causantes de problemas respiratorios y picor en los ojos.

El tiempo húmedo favorece el crecimiento de los hongos y el tiempo soleado y ventoso la diseminación de las esporas. En climas cálidos y húmedos los hongos están presentes en gran cantidad a lo largo de todo el año. En zonas templadas, las esporas de hongos se encuentran en su mayor concentración a finales del verano.

La alergia a los hongos afecta fundamentalmente a la mucosa conjuntival, nasal y bronquial y la aparición de los síntomas no tiene el carácter periódico y estacional de la alergia a los pólenes, ya que la presencia de las esporas en la atmósfera se puede extender a lo largo de todo el año.

Las esporas en el interior de las viviendas proceden del exterior o de posibles focos de crecimiento interior. Por ello hay que prestar especial atención a las zonas de la vivienda que son propicias de crecimiento de hongos, ácaros y humedad, pues son posibles focos que favorecen a tres tipos de reacción (alergia a los hongos, alergia a la humedad o alergia a los ácaros).

Por otra parte, el polen también está presente en invierno, no solo en primavera. Finales de enero, febrero y principios de marzo son los meses en los que se producen más alergias de invierno provocadas por los pólenes de cupresáceas, presentes en los cipreses y arizónicas típicas de los setos de jardín. El aumento de estas plantas en urbanizaciones y parques hace que el número de afectados por estas alergias vaya en aumento.

otono2

CONSEJOS PARA EVITAR REACCIONES ALÉRGICAS EN OTOÑO/INVIERNO:

  • Mantener lo más seco posible el cuarto de baño (duchas, mamparas, toallas, …)
  • Reducir en lo posible los niveles de humedad en la casa (uso de deshumidificadores).
  • Sacar las bolsas de basura todos los días.
  • Cambiar con frecuencia los filtros del aire acondicionado.
  • No dejar alimentos frescos fuera del frigorífico durante mucho tiempo.
  • Si se tienen plantas en el interior de la casa, vigilar el estado de las hojas y de la tierra, controlando la presencia de putrefacción o formación de hongos.
  • Evitar los paseos por parques, jardines y zonas de urbanizaciones con alta densidad en arizónicas.

MÁS INFORMACIÓN:

Si quieres saber más sobre los tipos de alergia más comunes en otoño e invierno, visita nuestras secciones de tipos de alergia en función de los alérgenos que las desencadenan:

otono1


GAMA REACTINE

Reactine cuenta con una gama de productos para aliviar los síntomas de la alergia respiratoria y ocular MÁS INFO