Descubrir la alergia

La alergia,una reacción exagerada del sistema inmunitario ante una sustancia –alérgeno– para proteger el organismo, puede comenzar en la infancia o a cualquier edad y mantenerse durante un largo periodo de tiempo o, incluso, durante toda la vida.

A pesar de que se trata de un trastorno bastante frecuente –un 25% de la población es alérgica– no siempre se reconocen sus síntomas y, por tanto, se desconoce su existencia. De hecho, con frecuencia, sobre todo en el caso de la rinitis y la intolerancia a ciertos alimentos, estos suelen confundirse con otras alteraciones como el resfriado común o problemas gastrointestinales.

Saber con exactitud cómo da la cara una reacción alérgica es imprescindible para conocer su origen, prevenirla y seguir, si es necesario, un tratamiento adecuado.

177521595

Síntomas más frecuentes

  • En la piel: Enrojecimiento, picor, sarpullidos, erupciones, abultamientos en una zona específica.
  • En el sistema digestivo: nauseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, inflamación de lengua, labios y/o glotis.
  • En los ojos: Irritación, picor,  y lagrimeo, párpados hinchados.
  • En sistema respiratorio: secreción nasal excesiva, congestión nasal, estornudos, picor de garganta, paladar y nariz, tos, dificultad para respirar con normalidad.
  • En los casos más graves, se pueden experimentar, entre otros síntomas, dificultad respiratoria aguda, descenso importante de la presión arteria, ritmos cardíacos anormales, convulsiones, …. Es lo que se conoce como anafilaxia. Cuando la anafilaxia pone en riesgo inminente la vida del paciente se utiliza el término shock anafiláctico.

 

La alergia en los bebés y niños

Se ha calculado que si uno de los dos progenitores es alérgico, la probabilidad de que el niño padezca alergia es aproximadamente del 50%. Si los dos progenitores son alérgicos, la probabilidad se acerca al 70%.

Además, el desarrollo de una enfermedad alérgica depende también de factores ambientales y del contacto que se tiene a lo largo de la vida con el agente alérgeno. En el caso de los bebés y niños se ha demostrado que una higiene excesiva puede desencadenar alergias. Por este motivo, los pediatras aconsejan usar jabones neutros y no aplicarlos más de dos o tres veces por semana.

Síntomas

En los niños, al igual que en los adultos, las manifestaciones son muy variadas y van desde la dermatitis atópica –la más frecuente–, dificultad para respirar, secreción nasal, sarpullidos en la piel, enrojecimiento y picor de ojos o, en los casos más graves, shock anafiláctico.

Incidencia de alergia en los niños por edades.

  • Primer año de vida. Alergias alimentarias.
  • 1-5 años. Asma, en ocasiones asociado a resfriados o gripes.
  • 5-10 años. Asma bronquial y rinitis.
  • 10 años. Desarrollo de otro tipo de alergias.

Alergias alimentarias más frecuentes en niños por edades “En España, en niños menores de 5 años de edad, la leche y el huevo son los principales alimentos que inducen alergia, mientras que a partir de los 5 años, son las frutas frescas y los frutos secos, seguidos por los crustáceos

  •  <2 años. Huevo, pescado y leche.
  • 3-5 años. Huevo.
  • >6 años. Frutos secos, cereales y legumbres.

 ACUDE A UN ESPECIALISTA

Aunque en muchas ocasiones es el médico de cabecera o, en el caso de los niños el pediatra, el que alerta de la existencia de una posible alergia, es el alergólogo el que debe hacer las pruebas pertinentes y pautar, si es necesario, un tratamiento.

Es importante no automedicarse nunca ya que, en algunos casos, pueden camuflarse los síntomas o resultar contraproducente. Por eso, ante la sospecha, lo mejor es acudir a un especialista.

¿QUÉ PRUEBAS ME REALIZARÁN?

Cada reacción alérgica viene provocada por un alergeno específico, por lo que las pruebas tienen como objetivo la identificación del mismo. Todas ellas son rápidas, no dolorosas, sencillas y fiables. Estas son las más utilizadas:

  • Prueba de laboratorio. Mediante un análisis de sangre se detecta la presencia de anticuerpos asociados que confirma el diagnóstico y cuantifica el grado de sensibilización.
  •  Test cutáneo o Prick Test.Consiste en una exposición en el antebrazo de agentes alérgenos sintetizados. Normalmente se inyecta una pequeña cantidad de alérgeno dentro de la piel y el alergólogo observa la reacción. En ocasiones basta con dejar que pasen 15 o 20 minutos. Si la prueba es positiva se da una reacción alérgica en la piel.
  • Prueba del parche o patch test. Este tipo de prueba es la más importante para investigar ciertas enfermedades alérgicas de la piel. El médico colocará unos discos impregnados con la sustancia o sustancias alérgenas en la espalda y examinar la zona pasadas 48 horas.  El resultado determina la gravedad de la alergia y la necesidad o no de tratarla.
  • En el caso de alergias a alimentos o medicamentos, además de las pruebas de laboratorio y las pruebas cutáneas, se usan pruebas de provocación, que consisten en la exposiciónal alimento/s o medicamento/s bajo supervisión médica

GAMA REACTINE

Reactine cuenta con una gama de productos para aliviar los síntomas de la alergia respiratoria y ocular MÁS INFO